Diferente a todo y a todos, el Citroën C3 se actualiza aumentando considerablemente sus opciones de personalización. Nosotros lo hemos conocido y conducido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La tercera generación del Citroën C3 presentada hace cuatro años supuso un soplo aire fresco para un segmento B cada vez más monótono estéticamente. En ese intervalo, el utilitario galo no ha hecho sino conquistar el corazón de todo aquel que lo veía por primera vez gracias, entre otros, a sus amplias posibilidades de personalización. Las mismas que ahora se han prácticamente triplicado con la llegada de esta actualización.

Un restyling de esos de libro que va enfocado a mejorar los pocos puntos débiles que tenía y que le convirtieron en el tercer modelo más vendido de su categoría en 2019 teniendo como faro la comentada personalización que pasa de 36 a 97 posibilidades. Un amplísimo número que surge ahora de combinar los siete colores de carrocería (dos de los cuales son nuevos), los tres juegos de llantas de aleación (con dos inéditos), los cuatro colores de techo (uno a estrenar), los cuatro packs de color para los Airbumps (uno nuevo), a los tres tipos de stickers que se pueden ahora colocar en el techo y a los dos ambientes interiores adicionales que se suman al estándar.

Una mejora que hará que sea complicado ver dos C3 iguales por la calle y que mantiene la tónica analizada por la marca en estos cuatro años de compra, en donde el 65% de los clientes optó por la carrocería bicolor, el 55% montó Airbumps, el 40% equipó el nivel más alto de equipamiento y el 25% escogió un interior al gusto.

Una estética mejorada

Unida a esa individualización encontramos además un diseño que se ha modernizado para mantenerse vigente y cuyo principal foco visual es el frontal. Inspirado en el Experience Concept, el chevrón cromado ahora presenta una forma de V abrazando los grupos ópticos que ahora pueden incorporar la tecnología LED para la iluminación principal. Los Airbump laterales se estilizan y son menos toscos, mientras que las nuevas llantas de 16 y 17 pulgadas le aportan distinción. De la zaga nada cambia destacando igualmente iluminación LED 3D de sus grupos ópticos.

De puertas para dentro, el C3 mantiene igualmente ese diseño distinguido, con soluciones que le dotan de su propia personalidad como los tiradores de las puertas o la zona de la guantera. A ellas se suman ligeros cambios como la terminación brillante de la pantalla central de 7 pulgadas o las nuevas molduras decorativas.

La personalización también está presente gracias a los dos ambientes: el Techwood inspirado en el mobiliario nórdico con superficies clásicas, tapicería clara o molduras en imitación madera, y el Esmeralda, que combina tonos oscuros con ese color azul y un tejido exclusivo de tipo 3D.

Pero si hay un elemento que captará nuestra atención son los asientos ya que este actualizado C3 pasa a montar las butacas Advanced Comfort que ya disfrutamos en los C4 Cactus o C5 Aircross y que gracias a sus 15mm de espuma extra (13 más que los estándar) recogen a la perfección nuestro contorno al tiempo que reducen al mínimo la fatiga. Incorporan un reposabrazos para el asiento del conductor y opcionalmente pueden sumar la calefacción.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Menos es más

Como aliado de ese confort, el C3 también presenta una suspensión revisada y aunque no hay rastro alguno de los amortiguadores con topes hidráulicos, hay que decir que se nota más suave y blanda que en su predecesor. Por su parte, la gama mecánica reduce opciones al suprimir las versiones de GLP y la gasolina de 130 CV.

Ahora, la misma queda estructurada en los gasolina PureTech de 83 CV y 110 CV, con caja manual ambos y en opción la EAT6 para el segundo. En diésel se mantiene el BlueHDi de 100 CV con caja manual.

En cuanto a la seguridad, este C3 2020 mantiene las soluciones de conectividad conocidas, liderados por la CitroënCAM, como los 11 sistemas de asistencia existentes a los que ahora se unen los sensores de aparcamiento delanteros.

Precios del Citroën C3

Ya disponible en la red de concesionarios, la gama comercial se divide en los acabados Live, Feel y Shine, estando los dos últimos desdoblados en Live Pack y Feel Pack, a los que se suma la edición especial C-Series. Con todo, los precios del nuevo C3 2020 te los detallamos a continuación:

  • C3 PureTech 83 Live: 12.600 €
  • C3 PureTech 83 S&S LIVE PACK: 13.500 €
  • C3 PureTech 83 S&S FEEL: 14.400 €
  • C3 PureTech 83 S&S FEEL PACK: 15.400 €
  • C3 PureTech 83 S&S SHINE: 16.650 €
  • C3 PureTech 83 S&S C-SERIES: 16.150 €
  • C3 PureTech 110 S&S 6v FEEL: 15.850 €
  • C3 PureTech 110 S&S 6v FEEL PACK: 16.850 €
  • C3 PureTech 110 S&S 6v SHINE: 18.100 €
  • C3 PureTech 110 S&S EAT6 FEEL PACK: 18.450 €
  • C3 PureTech 110 S&S EAT6 SHINE: 19.700 €
  • C3 BlueHDi 100 S&S LIVE: 15.000 €
  • C3 BlueHDi 100 S&S LIVE PACK: 15.900 €
  • C3 BlueHDi 100 S&S FEEL: 16.800 €
  • C3 BlueHDi 100 S&S FEEL PACK: 17.800 €
  • C3 BlueHDi 100 S&S COMERCIAL: 15.900 €
  • C3 BlueHDi 100 S&S C-SERIES: 18.550 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *