Una vez el Alpine A110 ha resucitado de la mejor manera, qué mejor que este Tissot a juego para saber siempre cuándo se marca el ritmo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si es de los afortunados que puede gozar de tener en su garaje el nuevo Alpine A110, le damos la enhorabuena no solo por este hecho, sino también porque ahora podrá ir a juego con una pieza casi única de joyería. Alpine se ha asociado con la empresa relojera suiza Tissot para crear un cronógrafo muy especial inspirado en el resucitado cupé.

Bautizado como Tissot Alpine On Board es tan especial que todavía no se ha puesto un precio a su venta. No obstante, lo que sí podemos contarle es que servirá tanto para resaltar su muñeca, como para decorar el salpicadero del vehículo. Y es que su esfera, fabricada en acero inoxidable de 45 milímetros con cristal de zafiro antiarañazos, es totalmente extraíble, pudiendo colocarse directamente sobre un soporte específico ubicado en la pantalla central del Alpine A110.

Como detalles técnicos, decir que este Tissot Alpine On Board puede elegirse en dos versiones, una con movimiento automático y otro de cuarzo. Las diferencias entre ambas residen, además de en el tipo de movimiento, en los diales elegidos siendo negros en el primero y naranjas en el de cuarzo.

Un patrón de color que contrastará con las dos opciones de color a elegir, una más sobria con el fondo negro, las agujas en cromo y pequeños detalles en azul oscuro; y otra más vistosa, con el negro de fondo y las agujas en azul y naranja, colores tradicionalmente unidos a Alpine. Ambas son sumergibles en el agua hasta una profundidad de 100 metros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *