Con 54 años de vida, el pony car más famoso del mundo, el Ford Mustang, acaba de llegar a la mágica cifra de 10 millones de unidades fabricadas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

No todos los días se alcanzan las 10 millones de unidades, menos si encima eres un deportivo de pura cepa. Pero el Ford Mustang ya nos ha demostrado que no hay imposibles para él y tras ser uno de los deportivos más demandados del último año en todo el mundo, ahora celebra la producción del número 10 millones. Cifra que alcanza tras más de 50 años de vida.

La unidad en cuestión es un Mustang GT convertible (descapotable) dotado del fabuloso motor V8 de 5.0 litros y cambio manual de seis velocidades que entrega 460 CV. Pintado en color Blanco Wimbledon y equipado con la última tecnología de asistencia al conductor, ha sido fabricado en la planta de fabricación de Flat Rock de Ford en Michigan.

Curiosamente, el primer Mustang serializado (VIN 001), producido en 1964, era del mismo color y versión que el actual, con la diferencia de que su transmisión manual solo tenía de tres velocidades y el V8 únicamente generaba 164 CV.

El deportivo más vendido

Durante sus 54 años de historia de fabricación, el Mustang también se ha construido en San José, California, Metuchen, Nueva Jersey y en la planta de producción original de Mustang en Dearborn, Michigan. Gracias a ello, el pony car más famoso del mundo se ha convertido, a su vez, en el deportivo más vendido de los Estados Unidos.

Un éxito que ahora se prolonga al Viejo Continente, en donde Ford ya ha vendido más de 38.000 unidades del Mustang desde que el icónico modelo saliera a la venta por primera vez en el año 2015. En 2017, el muscle car superó en ventas, incluso, al Porsche 911, y no lo hizo en uno o en dos países, sino nada menos que en 13 mercados europeos, incluidos España y el Reino Unido.

Mejor que nunca

El último Ford Mustang que ha salido a la luz ofrece más tecnología, un rendimiento estimulante y más personalización que nunca. Cuenta con un exterior más atlético y un interior de lujo con materiales suaves al tacto y un panel de instrumentos digital de 12 pulgadas. Mecánicamente, el gran aliciente es la versión GT, equipada con el comentado V8 de 5.0 litros y 450 CV asociado, eso sí, a la transmisión automática de 10 velocidades, con la que acelera de 0-100 km/h en 4.3 segundos. La transmisión manual de seis velocidades opcional está equipada con la nueva tecnología de emparejamiento de revoluciones de Ford, que hace posibles cambios de velocidad más suaves y rápidos acompañados de un “blip” del potente motor.

Las tecnologías de conducción avanzadas incluyen la suspensión ajustable MagneRide, modos de conducción seleccionables y un nuevo escape activo de alto rendimiento que ofrece un innovador modo “Buen Vecino” para que la conducción a primera hora de la mañana o a última de la noche no irrite al vecindario. Las nuevas tecnologías de asistencia al conductor incluyen el Asistente Precolisión con Detección de Peatones y la Ayuda de Mantenimiento de Carril.

Además, Ford presentó a principios de este año una nueva edición especial del Ford Mustang Bullitt, celebrando el 50 aniversario de la legendaria película de Warner Bros, equipado con un motor V8 de 5.0 litros mejorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *