Jaguar actualiza ligeramente el I-PACE introduciendo un nuevo sistema multimedia y un cargador más potente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El primer SUV eléctrico de Jaguar, el I-PACE recibe una actualización en su gama que afecta tanto a su conectividad como a su gestión eléctrica. Si bien el todocamino de 4,68 metros de largo introduce ligeras novedades estéticas centradas en el nuevo marco Atlas Grey en los extremos de la parrilla, una paleta de colores más amplia, inéditos juegos de llantas de aleación o de la opción Bright Pack, lo realmente importante se halla en el interior.

Ya en su habitáculo lo primero que notarán los ocupantes traseros será un sistema multimedia mucho más intuitivo y rápido que antes. Bautizado como Pivi Pro,el I-PACE es el primer Jaguar en estrenarlo. Entre sus novedades se encuentran una actualización del navegador que ahora pasa a mostrar los puntos de carga más cercanos, el coste y el tiempo de carga.

Siguiendo con la conectividad, el Jaguar I-PACE puede ahora actualizarse de manera remota a través del smartphone, mientras que dicho dispositivo podrá cargarse inductivamente gracias al hueco específico. También se ha incluido un sistema de doble SIM con plan de datos 4G gratuito y se ha aumentado a dos el número de conexiones Bluetooth simultáneas. Por último, el I-PACE introduce un nuevo sistema de ionización del aire con un filtrado PM2.5 que atrapa las partículas ultrafinas y los alérgenos que se propagan por el aire.

Tarda menos en cargar

En materia de rendimiento nada cambia y el I-PACE mantiene su doble motor eléctrico que genera 400 CV y 696 Nm de par. Potencial que le permite presentar unas prestaciones de auténtico deportivo, pese a que pesa más de 2,2 toneladas con un 0 a 100 km/h de 4,8 segundos y una punta de 200 km/h.

Su autonomía tampoco se ve alterada y los 90 kWh de capacidad bruta de su batería permiten que el I-PACE recorra hasta 470 km sin parar en ciclo WLTP. Lo que Jaguar sí ha modificado es el cargador de serie sustituyendo el anterior de 7 kW por uno que admite cargas hasta de 11 kW. De esta forma al poder llenar 53 kilómetros a la hora (por los 35 del de 7), se reduce el tiempo final de llenado dejándolo en 8,6 horas. Si es necesario realizar una carga sobre la marcha, el cargador de 50 kW ofrece hasta 63 km en 15 minutos, mientras que el cargador de 100 kW ofrece hasta 127 km en el mismo tiempo.

Con todo, el renovado Jaguar I-PACE ya está a la venta por un precio que parte de los 80.750 €.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *