IWC Schaffhausen y Mercedes-AMG han presentado el Reloj de Aviador Cronógrafo “AMG” Edition. Este reloj es el último producto que celebra la asociación que vincula al fabricante de relojes de lujo suizo y al constructor de automóviles alemán desde 2004.

La larga colaboración entre el fabricante suizo de relojes de lujo y la marca de automóviles deportivos de elevado rendimiento Mercedes-AMG se fundamenta en muchos valores comunes, como la búsqueda de la perfección técnica y la calidad sin concesiones. Ambas compañías fueron creadas por visionarios con ideas audaces. En 1868 el florentino Ariosto Jones combinó la artesanía tradicional con la tecnología industrial avanzada para redefinir la relojería en Suiza. En 1967, en Grossaspach (Alemania), Hans Werner Aufrecht y Erhard Melcher crearon AMG con el concepto visionario de incorporar la tecnología de competición más avanzada a los vehículos de serie.

“IWC Schaffhausen y Mercedes-AMG comparten la pasión por el elevado rendimiento y el diseño, así como el compromiso por la excelencia en la ingeniería, cuidando hasta el más mínimo detalle. Durante los últimos 17 años de nuestra asociación, IWC y AMG han compartido momentos emocionantes en la competición del motor y han creado muchos recuerdos inolvidables para nuestros clientes. Hoy, estamos orgullosos de presentar a Mercedes-AMG como un socio permanente en nuestra Colección de Relojes de Aviador, empezando con el Reloj de Aviador Cronógrafo ‘AMG’ Edition”, explica Christoph Grainger-Herr, Director General de IWC Schaffhausen.

Así es el AMG Edition

Elaborado con materiales de ingeniería automovilística, el Reloj de Aviador Cronógrafo “AMG” Edition es el primer Reloj de Aviador Cronógrafo de 43 mm de IWC que incorpora el calibre 69385 de fabricación propia, así como el primer Reloj de Aviador Cronógrafo con caja de titanio extremadamente ligero y resistente a los arañazos. El acabado de titanio de clase 5 confiere al reloj su aspecto gris mate, inspirado en el acabado de pintura Selenite Grey Magno característico de AMG. La esfera incorpora fibra de carbono entrelazada con precisión, un material derivado directamente de los componentes aeroespaciales de AMG. Estas piezas se fabrican mediante un complejo proceso de calor y presión y son conocidas por su notable ligereza y rigidez. La materia prima son las fibras de carbono continuas, que se procesan en máquinas de tejido en estructuras textiles, dando al producto final el característico tejido “carbon look”. La esfera negra de carbono contrasta a la perfección con las subesferas plateadas del cronógrafo, que recuerdan a la instrumentación utilizada en las competiciones de motor.

Este reloj de elevado rendimiento está accionado por el calibre 69385 de IWC, un movimiento de cronógrafo robusto y preciso que permite realizar mediciones de tiempo de parada de hasta 12 horas. La función de cronógrafo está controlada por una rueda de pilares, un complejo componente con dos niveles funcionales. El logotipo de Mercedes-AMG está estampado en el fondo de la caja de cristal de zafiro tintado. El reloj está equipado con una correa de piel de ternero negra con costuras de contraste y hebilla desplegable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: