Cumplir 60 años es un hito digno de celebración y al alcance de muy pocos automóviles. MINI ha hecho lo propio lanzando durante un tiempo limitado los MINI 60 Years Edition.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Corría el verano de 1959 y Sir Alec Issigonis estaba a punto de cambiar no solo la historia de la automoción británica, sino también la mundial. En aquel periodo estival nace el primer MINI de la historia. Un modelo que revolucionó el sector y que a la postre acabaría convirtiéndose en un icono mundial.

Ahora 60 años después, la firma británica rinde un sentido homenaje a su precursor, lanzando una exclusivísima versión que únicamente estará disponible por un tiempo limitado. Bautizada como MINI 60 Years Edition, ofrecerá un diseño y un equipamiento exclusivos, pudiendo combinarse con cualquier de las cuatro versiones actualmente disponibles: Cooper, Cooper S, Cooper D y Cooper SD.

Detalles únicos

Lo primero que llama la atención es, sin lugar a dudas, la tonalidad de su carrocería. El MINI 60 Years ‘se viste’ con el color British Racing Green, o lo que es lo mismo, el característico verde empleado por los coches británicos en el mundo de la competición. No obstante, para aquellos que prefieran otro tono, MINI pone a su disposición el negro, gris, plata y azul metalizados.

Independientemente de cual sea la base escogida, el techo irá siempre pintado en negro o blanco (con las carcasas de los retrovisores a juego) al tiempo que montará unas llantas de 17 pulgadas exclusivas de esta versión y unas franjas decorativas sobre el capó. El remate final lo pone, obviamente, el logotipo con el anagrama 60 Years que aparece tanto en los umbrales de las puertas, como en la zona izquierda del capó, en los embellecedores de los intermitentes y en la proyección que emiten los retrovisores.

En el habitáculo de los MINI 60 Years Edition también se observan detalles específicos entre los que sobresale la tapicería en cuero marrón Dark Maroon con pespuntes veders en contraste e incrustaciones específicas en sus laterales. Igualmente, las molduras frontales (recordemos que pueden ser intercambiables) son especiales, mientras que el emblema 60 Years aparece también el volante.

Todo ello sin obviar un equipamiento de serie ligeramente mayor, con faros delanteros, antiniebla y traseros con tecnología LED, climatizador bizona, control de velocidad de crucero y sensores de lluvia y luces. Lo que de momento no conocemos son los precios que MINI ha pensado para sus 60 Years Edition.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *